Comision Nacional de Comunicaciones
25 de Julio | 2014 | 2:15 hs.
Inicio Inicio | Contacto Contacto | mapa del sitio Mapa del Sitio
CIUDADANOS Información Técnica
  República Argentina
 
Ciudadanos VOLVER Volver
SERVICIOS QUE CONTROLAMOS | Telefonía Fija
Telefonía Fija
 
Información de Empresas

Presuscripción

Números Especiales

  Derechos y Obligaciones

Tarjetas Prepagas

Indicativos Interurbanos

  Acerca de las Tarifas

Servicios Adicionales

Preguntas Frecuentes

Problemas con el Servicio   Interferencias en la Línea Telefónica    
 
  Evolución y penetración del servicio    
   
 
La Telefonía Fija en Argentina

Agrandar tipografia

Achicar tipografia

Imprimir

La primera comunicación telefónica se obtuvo en el año 1876 en Estados Unidos, en la ciudad de Boston. Dos años después, en nuestro país, se realizaron los primeros ensayos de comunicación telefónica con aparatos construidos en Buenos Aires.

La explotación del servicio con carácter permanente y comercial se inició en el año 1881 cuando en la ciudad de Buenos Aires se concedieron las primeras autorizaciones para la instalación de teléfonos a tres empresas extranjeras –dos europeas y una norteamericana. El primer teléfono fue instalado en la residencia particular del entonces Ministro del Interior Dr. Bernardo de Irigoyen; el segundo en la residencia del Presidente de la Nación Julio A. Roca; y el tercero en la casa del Presidente de la Municipalidad Marcelo T. de Alvear. Hubo que esperar hasta 1929 para conseguir el primer enlace telefónico entre Argentina y Europa.

En la historia de la telefonía fija en la Argentina se distinguen tres momentos claves: el primero, promediando el siglo XX, marcado por el ingreso del Estado en el mercado de la telefonía como el principal proveedor del servicio; el segundo momento determinado por la privatización del servicio hacia 1990; y el tercero, a finales de siglo, caracterizado por la apertura total del mercado de telecomunicaciones.

La Administración Estatal

En 1946, durante el gobierno del Gral. Juan Domingo Perón, el Estado dejó de limitarse sólo al ordenamiento y control de las empresas telefónicas, pasando a intervenir directamente en la provisión y venta de servicios, a través de la creación de la Empresa Mixta Telefónica Argentina (EMTA), ente que nacionalizó los activos y pasivos de Unión Telefónica, principal empresa de la actividad.

En enero de 1956 el Poder Ejecutivo Nacional creó la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTel), como empresa de capital estatal.

A finales de la década del ochenta, el Servicio Básico Telefónico (SBT) estaba brindado por: ENTel, operando unas 3.300.000 líneas fijas que representaban alrededor del 90% del parque telefónico del país; el 6% estaba cubierto por dos empresas –Compañía Argentina de Teléfonos (C.A.T.) y Compañía Entrerriana de Teléfonos (C.E.T.) – pertenecientes a la firma Ericsson; y el 4% restante lo comprendían unas 300 cooperativas telefónicas locales que brindaban el servicio en forma independiente desde fines de la década del 50.

Privatización del SBT

En 1989 inició el proceso de privatización de ENTEL, en un contexto de creciente demanda de servicios de telecomunicaciones y de necesidad de desarrollo de infraestructura e inversiones. Ese año el Presidente Carlos Menem intervino la empresa, mientras que el Congreso Nacional, a través de la Ley de Reforma del Estado (Nº 23.696), la declaró sujeta a concesión y a privatización.

Después de más de 60 años de administración privada y extranjera y 44 años de administración estatal, en 1990 la red de telecomunicaciones volvió a estar en la órbita del sector privado.

A través del Decreto 62/90 se llamó a Concurso Público Internacional para la privatización del servicio público de telecomunicaciones. Para ello, se dividió la red telefónica en dos áreas geográficas: norte y sur. Como resultado de la licitación, en noviembre de 1990, se adjudicó la zona sur a la española Telefónica y la zona norte a Telecom de Francia, en sociedad con la STET de Italia, operadoras estatales en sus respectivos países de origen. Los contratos concedieron licencias que implicaban un permiso exclusivo para prestar el SBT por el período de siete años, prorrogable por tres años más condicionados al cumplimiento de determinadas metas del pliego de condiciones (metas de inversiones, de instalación de líneas y teléfonos públicos, de reducción del precio de conexión y de los tiempos de demora en la reparación de averías, digitalización de la red, entre otras).

Los servicios excluidos de la telefonía básica, como la telefonía celular y la transmisión de datos, se ofrecerían bajo licencias a través del procedimiento de oferta pública competitiva. Además se permitió la continuidad de la prestación de servicios telefónicos de alrededor de 300 Operadores Independientes -en la mayoría de los casos de pequeñas y medianas cooperativas- que brindaban dichos servicios en forma independiente y que por tanto no fueron objeto de la privatización.

Situación actual

El período de exclusividad finalizó en noviembre de 2000 cuando, mediante el Decreto 764/2000, se estableció un nuevo marco regulatorio para la prestación de los servicios de telecomunicaciones.

Desde entonces el SBT es brindado por tres tipos de prestadores: Prestadores Históricos -Telecom y Telefónica-, Operadores Independientes –cooperativas locales y municipios que brindaban el servicio desde antes de su privatización- y los Prestadores Entrantes -empresas y cooperativas que comenzaron a prestar el servicio una vez finalizado el período de exclusividad.

 

  subir  
 
 
Para saber
PARA SABER
Cómo, cuándo y
dónde reclamar
Para obtener información acerca de los medios habilitados para iniciar un reclamo visite nuestra sección Problemas con el Servicio
Para saber
para saber
Llamados desde Establecimientos Penitenciarios

Como medida de seguridad, la Secretaría de Comunicaciones ha implementado un sistema por el cual toda llamada realizada desde un teléfono público ubicado en un establecimiento penitenciario emite la siguiente locución antes de que se realice la comunicación:

"Esta llamada proviene del establecimiento penitenciario número XXXXX"

Si Usted no quiere responder a la llamada, sólo tiene que cortar y la misma no queda establecida.

Asimismo, si la llamada es realizada utilizando el servicio de cobro revertido "19" , la locución será la siguiente:

"Esta es una llamada de cobro revertido realizada a través del servicio 19.
Esta llamada proviene del establecimiento penitenciario número XXXXX"

Si Usted no quiere responder a la llamada, sólo tiene que cortar y la misma no queda establecida.

0-800-333-3344
Opine sobre el sitio
  ©2009 Comisión Nacional de Comunicaciones | Perú 103 (C1067AAC) Buenos Aires - Argentina | ACERCA DEL SITIO | TÉRMINOS DE USO   Argentina, un país en serio